Especial Casa Blanca: Joe Biden abraza la victoria en unas elecciones muy reñidas

A falta del recuento de votos en estados clave como Pensilvania, Carolina del Norte, Nevada y Georgia, Biden se perfila como nuevo presidente.

Bien es sabido por todos que las elecciones presidenciales de Estados Unidos son el único evento político que podría ser equiparado a los Juegos Olímpicos. Asimismo, este acontecimiento fue calificado en 2015 como “el mayor espectáculo sobre la Tierra”, según la revista The Economist.

El pasado 3 de noviembre tuvo lugar el mayor acontecimiento político de todo el 2020. Aunque las encuestas daban cierta ventaja al candidato demócrata frente a Donald Trump, después de lo que sucedió en 2016 con Hillary Clinton no podíamos confiar plenamente en los sondeos americanos. En este momento, Biden se encuentra en ventaja con respecto a Trump. El candidato demócrata tiene un total de 264 votos frente a los 214 del candidato republicano.

Bajo el lema de “Juntos, somos el Partido Demócrata”, el Comité Nacional Demócrata afirma: “luchamos por un futuro mejor, más justo y brillante para todos los estadounidenses: arremangarse, empoderar a los votantes de base y organizarnos en todas partes para recuperar nuestro país.” Además, son un firme defensor de los derechos civiles, la atención médica o la Seguridad Social, así como de los derechos de los trabajadores y de las mujeres, según afirma la propia página web del partido.

Joe Biden, en su cuenta oficial de Twitter: “Permítanme ser claro: hice campaña como un demócrata orgulloso, pero gobernaré como un presidente estadounidense.”
Una campaña casi silenciosa

La campaña electoral del Partido Demócrata ha sido igual de caótica que la de los republicanos. Biden ha ejecutado una campaña casi silenciosa. Bien diseñada para evitar actos multitudinarios, a diferencia del líder republicano. Las formas han sido un arma clave para su campaña: la presencia de la mascarilla ha supuesto una señal de inteligencia frente al negacionismo de Trump. “Vamos a controlar la covid-19 con un mandato nacional de mascarilla, distancia social, pruebas y rastreos”; “vamos a vencer al virus, y el primer paso para derrotar al virus es ganar a Donald Trump”, afirmó Biden en un mitin en Michigan.

El distanciamiento del líder demócrata a lo largo de toda la campaña electoral marca también su principal mensaje: detener el número de contagios en el país, que ya superan los 9 millones y medio de casos.

El papel de Obama en la campaña de Biden

El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha estado muy presente en la campaña del candidato demócrata a las elecciones presidenciales. Y es que, Obama no configuró su ayuda hacia Biden hasta que no se resolvieron las primarias. Biden suele recurrir a la amistad que mantiene con el expresidente en su campaña, así como elogiarlo. Algunos votantes afroamericanos que antaño estuvieron del lado de Barack Obama confirman ahora su apoyo hacia Biden debido precisamente a esta relación entre los demócratas. Barack Obama, el presidente afroamericano que sentenció la esclavitud y la discriminación racial, ha jugado un papel muy importante en la campaña de Biden, en un momento donde las movilizaciones por el ‘Black Lives Matter’, importan más que nunca.

Barack Obama, en su cuenta oficial de Instagram: “Eso es, hoy es el último día para votar. Si aún no lo has hecho, encuentra tu lugar de votación en iwillvote.com/locate.”

Así mismo, Kamala Harris, candidata para la vicepresidencia por el partido demócrata, ha supuesto un buen remedio para la campaña. Como hemos indicado anteriormente, en mitad de las movilizaciones antirraciales contra las políticas de Donald Trump, la designación de Harris se ha convertido en una decisión simbólica de Biden. El nombre de la abogada y política de 55 años acerca al partido demócrata el voto de los jóvenes y, sobre todo, de la comunidad afroestadounidense.

Trump, en su línea, acusa a Kamala Harris de ser “la más mala, horrible e irrespetuosa del Senado”. No obstante, cabe destacar que Donald Trump anteriormente ya había publicado en su cuenta oficial de Twitter un vídeo de la campaña electoral de Joe Biden en el que calificaba a Harris de “falsa” y a Biden de “lento”. Además, el líder republicano, indica que juntos son perfectos, pero “incorrectos para Estados Unidos”.

Kamala Harris, en su cuenta oficial de Twitter, el día de Halloween: “No hay nada más escalofriante que la idea de repetir los últimos cuatro años. Así como dice Barack Obama: no abuchees, vota.”
Trump acusa de fraude electoral

El todavía Presidente de los Estados Unidos ha acusado al candidato demócrata de “fraude masivo”, tras el comienzo del recuento de votos por correo. Donald Trump amenaza con que irá a los tribunales. “Haremos una litigación masiva. Probablemente esto termine en la Corte Suprema”, ha afirmado el presidente. Asimismo, Trump confirma que existe “una corrupta red demócrata” que ha estado realizando recuentos a escondidas e incorporando falsos votos. Pero aquí no termina el asunto. Donald Trump afirma que el Partido Demócrata cuenta con la “protección” de los medios de comunicación para llevar a cabo este fraude.

Trump, desde la Casa Blanca, afirmaba: “Ha sido un proceso injusto, tal y como predije, está destruyendo nuestro sistema y es un sistema corrupto”. De esta manera, mientras el actual presidente daba el discurso sobre el supuesto fraude de Biden en pleno directo, las tres grandes emisoras de Estados Unidos, –NBC, CBS Y ABC–, decidieron cortar y desmentir el discurso del líder republicano. “Tenemos que interrumpir a Trump porque el presidente ha hecho una serie de afirmaciones falsas”, declaraba el periodista Lester Holt, presentador de NBC Nightly News.

Además, Trump afirma que hay 3 estados concretos en los que Joe Biden ha resultado ganador pero que considera que él debería haber sido el vencedor. Pensilvania, Georgia y Michigan. En este último, el candidato demócrata a la presidencia ha vencido con un 50,6% de los votos, frente al 47,9% del líder republicano. En Pensilvania, estado perteneciente al cinturón industrial (o también llamado cinturón del óxido – ‘Rust Belt’) y en Georgia, todavía no están escrutados todos los votos. Con el 99% de los votos escrutados, ambos estados, tanto Georgia como Pensilvania, dan por ganador a Biden. En este último, Donald Trump iba a la cabeza, pero Biden ya ha tomado la ventaja. Un 49,5% de votos para el demócrata frente al 49,4% de Trump.

“Solo debe contar el voto del día de las elecciones”, ha afirmado Trump. El cuestionamiento de la claridad del voto por correo no es algo nuevo en el actual presidente. Desde hace unos meses comenzó a entonar su discurso en torno al fraude debido a que, por miedo a la pandemia, muchos votantes demócratas acudiesen a esta fórmula para ejercer su derecho al voto. Y así lo han confirmado los colegios electorales: el 90% de los votos por correo son favorables al candidato demócrata.

Donald Trump, en su cuenta oficial de Twitter: “¿Cómo es que cada vez que cuentan los basureros por correo son tan devastadores en su porcentaje y poder de destrucción?”
Donald Trump, en su cuenta oficial de Twitter: “¡Dejad de contar!”

Si quieres conocer un poco más sobre las elecciones estadounidenses desde otra perspectiva, en Voz Nueva, también encontrarás un artículo sobre esta cita con las urnas desde la perspectiva republicana.



Categorías:Política

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: