¿Qué es la identidad sexual? ¿Y la orientación sexual? Guía básica para conocer estos términos

En el momento en el que nacemos, e incluso antes de nacer, ya se nos etiqueta como niño o niña. Se espera que sigamos unos cánones asociados a nuestro género, y a nuestro sexo. Sin embargo, gracias a la (r)evolución en el ámbito de la sexualidad que ha comenzado desde hace algunas décadas, hoy tenemos las miras abiertas y sabemos que no por nacer con pene eres un niño o que es absolutamente normal sentirse atraído por alguien de tu mismo sexo.

Imagen extraída de American Psychological Association (apa.org)

Es por esto que traemos una pequeña guía básica. Con ella podremos aclarar una terminología que crece cada vez más y que puede resultar, en ocasiones, un poco caótica.

Imagen de cesigdl.com

Sexo y género

En primer lugar, ¿qué es género y qué es sexo? Según la OMS, el género se utiliza para describir “las características basadas en factores sociales que distinguen a los hombres y a las mujeres”. Por otro lado, el sexo comprende “las características físicas y biológicas que diferencian a hombres y mujeres”. 

Sin embargo, se ha demostrado que no siempre el género y el sexo se corresponden. Estos comportamientos sociales que se asocian a cada sexo compondrían la identidad de género. 

Ahora que ya sabemos que el género no siempre se corresponde con el sexo biológico, existen diferentes identidades de género que debemos conocer:

  • Cisgénero. Esta identidad se da cuando se corresponde la identidad de género con el sexo biológico: una mujer con vulva que siente mujer o un hombre con pene que se siente hombre. 
  • Transgénero. En este tipo de identidad de género, la persona no se siente identificada con su sexo biológico. Esto se da cuando una persona que ha nacido con vulva no se siente mujer y se siente identificada con el género hombre. O cuando una persona nace con pene y no se siente identificado con el género hombre y sí con el género mujer. 
  • Género fluido. En este caso, una persona, independientemente del sexo biológico con el que haya nacido, se siente identificada con ambos géneros. 
  • Agénero o género no binario. Cuando una persona, independientemente del sexo biológico con el que haya nacido, no se siente identificado con ninguno de los dos géneros. 
  • Intersex. La intersexualidad se da cuando una persona nace con una variación cromosómica que genera la presencia de genitales de ambos sexos biológicos. Esto no se da siempre de una forma concreta, sino que existen diferentes tipos de intersexualidad. Además, no tiene que mostrarse de forma física, sino que también puede causar alteraciones hormonales. Se suele confundir el término intersexual con el término hermafrodita, sin embargo no son sinónimos, ya que el hermafroditismo solo puede darse en plantas o animales y la intersexualidad solo puede darse en humanos. 

Orientación sexual

Una vez que conocemos los diferentes géneros y sexos biológicos en los que puede encontrarse una persona, hablemos de la orientación sexual. ¿Qué es la orientación sexual? Según la American Pshychological Association la orientación sexual es “una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros y que es independiente de la identidad de género y el sexo biológico”. 

La orientación sexual no es algo que las personas puedan elegir, ni cambiar. No es algo que “funcione a voluntad” de uno mismo, y en ningún caso puede modificarse. Podemos elegir cómo actuar acorde a nuestra orientación, eso sí, pero no cambiarla. 

Imagen de Rockandpop.cl

La orientación sexual comprende un gran abanico de orientaciones que veremos a continuación:

  • Heterosexualidad. La heterosexualidad se da cuando una persona se siente atraída por otra persona del sexo opuesto: un hombre que se siente atraído por una mujer o una mujer que se siente atraída por un hombre. Durante muchos siglos, esta forma de orientación sexual ha sido la predominante en muchas culturas, y nuestra sociedad se ha construido de una forma heteronormativa, y por lo que durante mucho tiempo las personas homosexuales, bisexuales, etc. se han visto discriminadas, por salirse de los cánones establecidos. 
  • Homosexualidad. La homosexualidad ocurre cuando una persona se siente atraída por otra persona del mismo sexo: hombre que se siente atraído por otro hombre (gay) o mujer que se siente atraída por otra mujer (lesbiana). 
  • Asexualidad. Las personas asexuales no sienten ningún tipo de atracción física o sexual por ninguno de los dos sexos, ni por hombres ni por mujeres. No hay que confundir la asexualidad, que es un tipo de orientación sexual que no se escoge, con la abstemia, que son personas que sí han escogido no mantener relaciones sexuales por diversos motivos, pero que tienen otro tipo de orientación sexual. 

La orientación sexual no es algo que las personas puedan elegir, ni cambiar.

  • Bisexualidad. La bisexualidad se da cuando una persona se siente atraída por ambos sexos, tanto por hombres como por mujeres. Actualmente, sigue habiendo mucho desconocimiento social sobre la bisexualidad. La confusión más común es pensar que a una persona bisexual le gusta todo el mundo, pero la realidad es que a una persona bisexual le puede atraer una persona independientemente del sexo que tenga. 
  • Pansexualidad. La pansexualidad es un tipo de orientación sexual en la cual una persona se siente atraída por otra independientemente del sexo o la apariencia física. La persona se siente atraída por la persona más que por su cuerpo. Es muy común confundir bisexualidad y pansexualidad, pero tengamos en cuenta que una persona bisexual se siente atraída tanto por un hombre como por una mujer por el hecho de ser hombre o mujer, por su sexo y apariencia física; sin embargo una persona pansexual no tiene en cuenta el sexo de la otra persona. 
  • Demisexualidad. Esta tiene lugar cuando una persona no puede sentir atracción por otra si no existe un vínculo emocional previo. 
  • Lithsexualidad. La lithsexualidad se da cuando una persona se siente atraída por otras pero no tiene ni siente la necesidad de que esa atracción sea correspondida. 
  • Polisexualidad. Este tipo de orientación se da cuando una persona se siente atraída hacia diferentes grupos de persona con identidades de género específicas. 
  • Antrosexualidad. La antrosexualidad ocurre cuando una persona vive su sexualidad sin enmarcarse en una orientación sexual concreta, ya que no se identifica ni conoce cual es su orientación. 
Imagen de VectorStock.com

Como podemos ver, existen una gran variedad de orientaciones sexuales, y todas ellas son completamente válidas, siempre y cuando la otra persona o las otras personas den su consentimiento en todo momento. 

Ahora que ya nos hemos adentrado un poco en la terminología de identidad de género y orientación sexual, es el momento de comenzar a utilizar estos términos con propiedad y enriquecer nuestro vocabulario para evitar malentendidos o confusiones que puedan crear situaciones incómodas en nuestras relaciones interpersonales. 



Categorías:Sexualidad

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: