Un verde con matices

Por Cristóbal Angulo e Irene Garnica
Marihuana, cannabis, weed, mota, ganja, creepy… su consumo se remonta a los sumerios. Sin embargo, su uso y comercio no se penaliza hasta 1937 en Estados Unidos. Es considerada “droga blanda” y una de las más extendidas en occidente. El consumo de marihuana es una realidad desconocida.
Grow Show El paraíso del cultivador. Fuente: Cristóbal Angulo

Amanece otro día más en el barrio de la Esperanza, todo lo normal que los tiempos de pandemia permiten. Marifé se dirige diligente, como cada mañana, a abrir su negocio mientras va asomándose a saludar a los distintos comercios vecinos. El local está exactamente como lo dejó: los sacos de tierra apilados a la entrada y la máquina etiquetadora con un reguero de precios por poner. Milo, su perro, juguetea entre sus piernas mientras ella ata su arnés a una alcayata en la pared. Deja su bolso en la trastienda y enciende la cafetera. Sólo cuando la primera gota de café ha caído en la taza, se dirige a la puerta para darle la vuelta al cartel de abierto colgado de una ventosa en el cristal.

La vida de Marifé no es muy distinta a la del carnicero o la panadera, excepto por un pequeño detalle: regenta un grow shop. Pósters de flores de cáñamo engalanan las paredes pintadas de verde, acompañados por las fotos de Bob Marley y la archiconocida tricolor verde, amarilla y roja. Una estética muy marcada para lo que, a efectos fiscales, no es más que una semillería. “Lo mío no es más que una tienda de barrio, solo que vendo… lo que vendo”, dice Marifé con una sonrisa. Ella es una mujer de 62 años, de mente abierta y naturaleza amable, “aunque para mi madre sigo siendo una drogadicta” confiesa con una nota de dolor en su mirada. El imaginario colectivo tiende a estereotipar al consumidor de cannabis dentro de un perfil muy concreto: un joven de chándal perenne y zapatillas llamativas, en un sempiterno debate entre la calma y el sopor. Sin embargo, a más de uno le sorprendería el elenco que desfila por el humilde comercio en el par de horas que dura la entrevista. De jubilados a policías: el cannabis tiene muchas más caras de las que a priori podemos imaginar.

Si quieres seguir leyendo el reportaje completo, maquetado y sin cortes…

Pincha aquí



Categorías:Sociedad

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: